Colan, Los Organos, Máncora. Piura, Perú

Despues de Huaraz nos pegamos una corridita de 1000 km en dos días para salir a Ecuador, volver a entrar a Perú que nos renueven el permiso turístico por dos meses más para nosotros y el autito. Y llegar justo a Piura para recibir a mi hermana Juli que aprovechando sus vacaciones de verano se viene a pasar un mes y medio con nosotros!

Fuimos a Colan, una playa muy tranquila, con muchísimos pájaros y el agua cálida para nosotros solos. Allí teníamos un contacto Rosemary que tiene un refugio de animales y nos ofreció hospedaje y desayuno a cambio de trabajar con ella. Nos pareció muy bien el trato pero cuando llegamos a Colan nos enteramos que ahora había que pagar para trabajar en el refugio. Jamas vamos a pagar para trabajar (tamos todos locos?), así que nos quedamos en un hostel esperando la llegada de Juli.

hospedaje colan
Nuestro hospedaje frente al mar

DSC_0110
La Playa de Colan

La fuimos a buscar al pequeño aeropuerto de Piura, una azafata la traía con una autorización que yo tenía que firmar como adulto responsable para que me entreguen a mi hermana. Iuujuuu saltamos de la alegría y nos abrazamos (después de seis meses sin vernos) mientras la azafata esperaba. Juli está cada vez más grande y más linda.

juli

Nos trajo cosas que a la distancia valen oro: 2,500 kg de yerba, alfajores, bombilla nueva. Regalos de mi familia, ropa, zapatillas, cartera y más!

yoda
Juli vino con su amigo inseparable Yoda

Pasamos los primeros días tranquilos en la playa buscando comida vegetariana para ella, misión extremadamente difícil: arroz y papas fritas todos los días. De vez en cuando una ensalada.

Fuimos a Los Organos, otro balneario tranquilo a 30 min de la playa más popular de Perú: Máncora, el paraíso para los peruanos, pero de paraíso no tiene nada, es una playa común pero es top porque van los surfers. Pasamos unos días en Los Organos, nos dimos cuenta que en toda la costa no hay agua caliente.

organos

los organos
En Los Organos

Buscando un lugar para pasar la navidad llegamos a un hotel en Máncora barato, lleno de palmeras, con pileta, un parque grande, cocina y parrilla para hacer la cena navideña: perfecto.

cena

navidad

Cenamos, brindamos y nos dimos regalitos, Juli fue papá noel nos trajo de todo! Y nosotros le compramos algunas cosas útiles para este viaje: una tacita para que desayune, un toallón para la playa, cartas para jugar en la playa. Nos pasamos es resto de la noche charlando y brindando con otros argentinos, peruanos y un belga. Muy lindo pasar la navidad en familia.

Anuncios

Deja un comentario - Laissez un commentaire

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s