Humahuaca, Tilcara, Maimará. Jujuy. Argentina

Cruzamos a la provincia de Jujuy comiendo los pancitos caseros que Blaquita nos preparó y de un tirón llegamos hasta Humahuaca, no hay turistas casi, el pueblo está muy tranquilo, mucho sol todos los días y muuucho frío cuando se va el sol. Estamos a 2,900 m.s.n.m. Ahora sí es la primera vez en el viaje que tenemos frío.

Conseguimos un hostel muy lindo y somos los únicos que nos estamos hospedando ¡Todo para nosotros! Con desayuno y todo. Margarita, la señora que trabaja ahí es re copada, charlamos todo el día, hasta nos compró un anillo para colaborar con el viaje.

P1080775

Nos fuimos antes de tiempo de Humahuaca por algunos motivos monetarios: la encargada del hostel (no Margarita, otra) no nos dejaba usar la cocina (lo que no nos permite economizar), salimos a vender y no pasó nada, la gente del lugar no nos dirigió ni el saludo y yo sin charlar no puedo estar ¡Arrivedercci!

Fuimos a la Peña Blanca un cerro desde donde se ve toda la quebrada. Después salimos para Yavi, un pueblito que está al este de La Quiaca, tiene sólo 5 cuadras, varios hostels y ni un turista. A 3500 m.s.n.m, camino dos cuadras y me agito, todo el tiempo tenemos mocos, por el clima seco también.

yavi
La pastorcita de Yavi

Nos hospedamos en la casa de Marisol, que tiene habitaciones hechas de adobe al fondo de su casa donde vive con sus dos hijas. Muy simpática, charlamos mucho. El miércoles fuimos a La Quiaca a buscar internet para poder trabajar (¿se acuerdan que trabajo con los blogs?), manejé yo sola 14 km (esaaa) después cruzamos a Bolivia a ver los precios de las cosas para comprar.

P1080802
Con Marisol

El jueves volvimos, $1 peso está a 1,50 pesos bolivianos, pero en Villazón te lo toman 1 a 1, así que no es tan barato como antes (nuestros pesos ya no los quiere nadie!!!). Fuimos a comer, nos cagaron con el precio, nos cobraron el doble de lo que decía el cartel. Más tarde fui a un local a comprar charangos, afiné un par a ver como sonaban, el que atendía me dijo –bueno, te tenés que ir porque voy a comer– no cerraba el local ni nada, pero me sacó el charango que tenía en la mano y me rajó. Así que ya me quería ir a la mierda con la mala onda de la gente.

Les preguntás cuánto salen las cosas, te miran bien la cara y te dicen –eehhhh….mmmm…. eee…. 50 pesos– Por suerte encontré otro local de charangos, con una señora que me dejó probarlos todos y me compré uno re lindo y que suena bárbaro, Tony se compró un pincullo (una mezcla entre quena y flauta) así toca conmigo. También compramos aros, anillos, prendedores, para vender. Lana para hacer bufandas. Hilo para hacer pulseras, vinchas y gomitas de pelo para tejerles macramé.

charango

El viernes salimos para Tilcara, habíamos arreglado para ir a la casa de un couchsurfer pero cuando lo llamé su mujer me dijo que estaba descompuesto y no nos podía recibir. Así que fuimos a un Hostel, de la Guía “Get South” que trae descuentos en hostels. Se llama “Casa Los Molles” una casa antigua, reacondicionada, muy linda, con vista al cerro, cocina, hamacas paraguayas, cocina, desayuno. La gente buena onda, el sábado era el cumple de dos años del hostel, que vinieron amigos de los chicos que lo atienden, hicieron unos churrascos al disco, torta, fernét y nos invitaron. Tocamos, estrené mi charango nuevo, bailamos, les canté mis hits: que tendrá el petizo, movidito-movidito, etc. ¡Al fin estuvimos en un lugar con gente!

El domingo nos llamó el couchsurfer que ya estaba bien, que podíamos ir a la casa, vive arriba del cerro, así que tiene una vista espectacular. Nos recibieron Ignacio y su mujer Natalia, los dos son agrónomos y su bebé Camilo (5 meses) están a interesados en proyectos de permacultura, huertas orgánicas y todo lo que sea desarrollo sustentable, sin dañar el medioambiente. Tienen una cocina solar en la casa, cocinamos ahí, también hicimos un pollo a la parrilla y charlamos mucho. Nos cuentan que ellos hacen couchsurfing porque es difícil hacerse amigo de la gente de la zona porque son muy reservados. Su bebé es muuy lindo, se quedó conmigo bastante tiempo sin llorar 🙂

nati ignacio

El lunes nos fuimos a buscar un alquiler por una semana en Maimará (porque Tony tiene que quedarse en un lugar a terminar de trabajar) fuimos allá porque está entre Tilcara y Purmamarca pero como no es tan turístico es más barato (para encontrar precios hay que caminar señora). Encontramos una casa hermosa, que en la temporada es un hostel, con cocina, living, tres habitaciones, agua caliente, patio y está ubicada frente a los cerros y a buen precio. Estamos muy contentos.

maimaraLa vista desde nuestra ventana en Maimará.

En nueve días tenemos que salir del país porque a Tony se le termina la visa turística, así que pronto: Chile.

Anuncios

2 pensamientos en “Humahuaca, Tilcara, Maimará. Jujuy. Argentina

  1. Ignacio

    Hey! qué bueno!! ya saben chicos que los estaremos esperando en casa cuando vuelvan a vagabundear por la quebrada. Un beso grande! Ignacio, Natalia y Camilo.

    Responder

Deja un comentario - Laissez un commentaire

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s